Bellos Palacios de Europa

Bellos Palacios de Europa

Palacio de Dolmabahçe

Quienes planean un viaje recorriendo Europa seguramente tienen dentro de su itinerario visitar algunos de los palacios que forman parte del patrimonio de países que se enorgullecen de este patrimonio arquitectónico y cultural tan apreciado por los turistas.

Entre los palacios más bellos y famosos se destaca por ejemplo el Palacio de Versalles en París, formado por tres edificios magníficos y con jardines de gran tamaño que lo hacen aún más bonito y elegante, es uno de los monumentos parisinos más visitados.Construido por orden de Luis XIV el Palacio de Versalles se destaca por su espectacularidad que puede verse reflejada también en su interior donde la Sala de los Espejos deslumbra al público con sus diversos espejos en forma de arco.

Aquellos que viajen a Bucarest podrán visitar el hermoso Palacio del Parlamento uno de los edificios civiles más grandes del mundo que demandó para su construcción la demolición de una docena de iglesias, monasterios y residencias particulares existentes en la zona donde hoy se alza majestuoso.

En la actualidad este palacio funciona como la sede del Parlamento rumano y alberga las dos cámaras, además de un par de museos y una zona especial de conferencias, siendo posible alquilar alguna de sus habitaciones para la realización de eventos.

En Rusia el Palacio de Invierno de San Petersburgo es mucho más que una hermosa construcción, siendo considerado como uno de los símbolos más emblemáticos de la revolución rusa, residencia de los zares y hoy transformado en museo.

Su estilo netamente rococó es posible visitar el gran salón del trono y la sala de la malaquita que presenta sus paredes recubiertas de este material que brinda al lugar una tonalidad verde que la hace única.

En Turquía, se destaca el Palacio Dolmabahçe emplazado en la ciudad de Estambul, este magnífico edificio fue la principal sede administrativa durante el Imperio Otomano desde 1853 a 1922.

Fue el primer palacio construido en estilo neobarroco en Estambul construido en la época del sultán Abd-ul-Mejid I, entre los años 1842 y 1853, destacándose entre sus más bellos tesoros una araña de cristal de Bohemia, regalo de la reina Victoria y la mayor colección de candelabros de cristal de Bohemia y Baccarat, además de su magnífica escalinata de cristal.

El Palacio Nacional da Peña, en la ciudad de Sintra, Portugal, fue en el pasado la residencia principal de la familia real durantes el siglo XIX y es hoy una de las máximas expresiones del estilo romántico

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995, fue construido por orden de Fernando II de Portugal en 1836.

Asentado sobre grandes peñascos se distinguen algunas mezclas de estilos arquitectónicos que han sido intencionalmente construidos, con una fachada principal totalmente revestida de azulejos de piedra policromada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *