Braganza, al norte de Portugal

Braganza, al norte de Portugal

Vista de Branganza Portugal

Altiva sobre una colina de la sierra de Nogueira se alza Braganza, al norte de Portugal que ofrece un interesante patrimonio histórico y cultural, destacándose la ciudadela presidida por un majestuoso castillo.

La ciudad, con menos de 20.000 habitantes, es capital del distrito más nororiental de Portugal, y también uno de los más despoblados.

Ubicada en un territorio denominado de Tras os Montes, Braganza es una isla en medio de un distrito con escasa población, siendo la ciudad antigua representada por la ciudadela medieval una verdadera Carcasota en miniatura, donde se destacan sus calles empinadas y antiguas casonas.Al norte de Braganza el Parque Nacional de Montesino, con más de setenta mil hectáreas, que llega hasta la frontera española, con importante flora y fauna

Entre los templos de Braganza puede visitarse la iglesia de San Bento, de una sola nave, humilde espadaña e interesantes techos ubicada junto a la ciudadela, además de la de San Juan Bautista da Sé, originaria del siglo VI, con elementos barrocos y una magnífica torre.

La Catedral de la ciudad se destaca por su aire moderno y puede ser visitada en la colina ya que está ubicada cercana a la zona del Teatro

Ya en el casco de la ciudad baja está la iglesia de San Vicente, construida durante el siglo de origen románico, que se detecta en el ábside, pero reconstruida en el siglo XVIII.

Una leyenda muy antigua es lo que ha hecho más interesante la visita a esta iglesia. La misma cuenta la historia de Inés de Castro, una dama castellana acompañante de la infanta Constanza de Castilla, durante su viaje a Portugal para casarse con don Pedro, hijo del rey Alfonso IV, quien se dice ordenó el asesinato de la joven por sus amores tormentosos con sus primogénito.

Sin embargo, se dice que cuando don Pedro heredó el trono vistió el cadáver de Inés de ropajes reales y le colocó la corona, obligando a la nobleza a prestarte homenaje, antes de enterrarla de nuevo en un monasterio.

Muy cerca del castillo, ubicada en la zona más elevada de la ciudadela, se encuentra la bella iglesia de Santa María de Braganza, cuya torre, se destaca en el paisaje de la zona.

También lado del castillo es posible ver uno de los elementos más típicos de la ciudad de Braganza, llamada la picota, compuesta de dos elementos de época diferentes es peculiar monumento típico de buena parte del occidente de la península ibérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *