Bruniquel y sus castillos

Bruniquel y sus castillos

Vista de los Castillos de Bruniquel

Con miles de años de historia el continente europeo ofrece al turista un patrimonio cultural magnífico con variedad de paisajes y opciones desde playas maravillosas, impresionantes bosques y pueblos medievales que han sabido conservar inalterable su patrimonio a través del tiempo.

Dentro de los destinos más visitados Francia ocupa un lugar de privilegio entre quienes optan,  dentro del turismo cultural, por realizar viajes Europa  visitando aquellos lugares que representen parte de la historia del país a través de su arquitectura y monumentos.

Así, en el departamento de Tarn y Garona, región de Midi-Pyrénées, es posible visitar una hermosa y pintoresca comuna llamada Bruniquel, un sitio que ha sido distinguido e inscripto en la categoría de les plus beaux villages de France (los pueblos más bellos de Francia).

Esta localidad medieval situada a poco más de veinte kilómetros al este de Montauban, gozó de una cierta fama durante la edad media por formar parte del Camino de Santiago.

A sus casas de piedra construidas entre los siglos XIV, XV y XVI se suman dos magníficos castillos ubicados en las orilla del Aveyron, conocidos popularmente como el castillo viejo y el nuevo.

Su típico trazado urbano de calles estrechas formando laberintos llevan al visitante a descubrir casas de piedra centenarias conservadas de forma increíble y mansiones elegantes que reflejan la elegancia de una época de esplendor que ha quedado detenida en el tiempo.

La mayoría de las viviendas, ya sean las de piedra o las de madera,  cuentan con pequeñas torres ventanas de crucero, puertas conopiales y algunas hasta poseen figuras esculpidas, detalles que van descubriéndose al recorrer el área más antigua de la villa.

Su iglesia, destruida durante las guerras de religión fue totalmente reconstruida en el siglo XVIII y la antigua mansión Payrol residencia de los gobernadores de la ciudad son dos de los lugares que es recomendable visitar, sobre todo la mansión que posee un museo que expone una excelente colección de objetos que se relacionan con la historia de la villa y varias pinturas murales que pertenecen al siglo XIII.

Sus castillos son sin lugar a dudas una de las atracciones con las que cuenta Quercy y no solo por su arquitectura sino por la historia que se cuenta sobre ellos.

Ambos están  inscriptos en el catálogo de los Monumentos Históricos de 1840 y se hicieron famosos al servir de marco para el rodaje del filme “Le Vieux Fusil” protagonizado por  Romy Schneider y Philippe Noiret, artistas famosos de Francia.

La silueta de los castillos domina la vista de la villa medieval y representan dos joyas de la arquitectura de la época, el castillo viejo construido entre los siglos XIII-XIX  y el castillo nuevo edificado entre los siglos XV-XVII, representan gran parte de la historia de la villa.

Según cuenta la historia del lugar el vizconde que dominaba la región durante 1461 por desentendimientos con su hijo decidió separa el castillo construyendo un gran muro comenzando así una división que duraría por casi tres siglos, con modificaciones estructurales que pueden verse casi a simple vista.

La división concluyó recién en1780 cuando el vizconde Luis Rigal de Bruniquel adquiere ambas propiedades y manda construir las dos torres gemelas que representan la reunificación de los castillos.

Ambas fortalezas pueden visitarse y recorrer la torre dela ReinaBrunehaut, la sala de los caballeros y la galería renacentista, sirviendo el lugar para desarrollar cada año a fines del mes de julio el Festival de los Castillos de Bruniquel, un evento lírico consagrado a Jacques Offenbach.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *