Cracovia y su Catedral de Wawel

Catedral de WawelQuienes viajan a Polonia tienen una cita ineludible como es visitar su capital Cracovia, una de las ciudades más antiguas e importantes de este país que se ha transformado con el paso del tiempo en un importante destino turístico tanto nacional como internacional.

Cracovia se distingue no solo por la belleza de su entorno sino también por ser un centro cultural de gran importancia a nivel mundial, albergando el principal conjunto de monumentos de Polonia, con una gran diversidad de monumentos de carácter religioso como es la Catedral de Wawel.

Declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el centro histórico de Cracovia invita a recorrer cada uno de sus rincones con magníficos palacios que ostenta una incomparable riqueza en su arquitectura donde se destacan vitrales, esculturas y magníficas pinturas.

Entre los edificios que más se destacan después del Castillo Real se encuentra la Catedral de Wawel enclavada en la colina del mismo nombre y donde fuera sepultado el rey Władysław Jagiełło

Esta colina se encuentra íntimamente ligada a la historia de este país y ha sido testigo tanto de sus épocas de mayor esplendor como en las que la adversidad parecía haberse apoderado de la región.

Por su parte la Catedral de Wawel es un maravilloso palacio de claro estilo renacentista que puede visitarse y disfrutar de sus grandes y lujosos recintos como los Salones de Estado o los Apartamentos Reales y ver los fascinantes tesoros de la Corona

Más de veinte capillas forman parte del conjunto destacándose la Capilla de San Segismundo, uno de los ejemplos más destacados del Renacimiento y lugar que fuera utilizado para la coronación de varios reyes polacos y en la que se destaca una magnífica hermosa cúpula dorada

Considerada como un santuario nacional la Catedral de Wawel guarda más de mil años de historia y existen pruebas de tipo arqueológico que permiten suponer que ya en la Edad de Piedra existía en el lugar un asentamiento en la Edad de Piedra donde hoy se encuentra este gran templo cuya fundación se atribuye según la leyenda a Krakus, un gobernante que la construyó sobre una cueva que era el hábitat del dragón de Wawel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *