En un lugar de Portugal

Alguna vez pensaba que solo los hoteles en Barcelona eran los mejores? Alguna vez a pensado que tal vez los hoteles en Portugal podrian ser mucho mejor?  Portugal ha sido desde siempre nuestro humilde y desconocido vecino: la cuna de cosas tan diversas como el bacalao, el fado y las toallas baratas de toda la vida. Bueno… y de Cristiano Ronaldo. Pero todos sabemos que Portugal es inmensamente más.

En “Viaje a Portugal”, José Saramago lo describe como un país diverso y hermoso, rico en cultura y tradiciones, donde cada piedra del camino, cada rincón del paseo aportan su propia versión de la Historia.

Nuestra primera parada será Oporto, ciudad que, como recuerda Saramago, “se junta con el río que llaman Duero…”. Desde la sobria catedral de la Sé, descendemos por las Escadas das Verdades hasta llegar a orillas del río. Allí las vistas de la ciudad son únicas, con sus destartaladas casas de colores, el ajetreo de bares y restaurantes y, al otro lado, las míticas bodegas de Vila Nova de Gaia.

Volamos hacia el sur, hacia la capital de Portugal. Lisboa huele a ultramar, a metrópoli, a tranvía. Son innumerables los lugares que visitar: el Puente del 25 de abril, la Praça do Comércio, la Torre de Belém, el Monumento a los Descubrimientos, el barrio de Alfama… Bajo la bruma del Atlántico, a muchos de nosotros Lisboa nos recuerda a la Habana en su belleza insólita, en los desconchados de sus paredes y en la alegría y amabilidad de sus gentes. La gastronomía portuguesa es una de las más exquisitas del mundo, con el bacalao como plato estrella. Dicen que existen 365 formas diferentes de cocinarlo, una para cada día del año. Y qué decir de la repostería… Las cafeterías lisboetas son famosas por la variedad de dulces que ofrecen: hojaldres, crema de nata, quesadas, piñonadas… El café será solo una excusa para degustar uno de estos deliciosos confites.

Seguimos nuestro descender hacia el sur en dirección hacia la “California de Europa”. El Algarve, tierra de sol, playas y vida nocturna, pero también de parajes naturales de gran belleza. En tu viaje desde la sierra de Monchique al oeste hasta Vila do Bispo, en el extremo más austral del país, te acompañarán playas de arena finísima, acantilados, rompientes y puestas de sol sobre un océano inmenso y brillante. La capital del Algarve, Faro, es un pequeño municipio repleto de playas y turistas, que además cuenta con un interesante centro histórico llamado Cidade Velha. Entramos por el Arco da Vila y nos perdemos entre calles empedradas, murallas y azulejos.

Hemos dejado para el final una pequeña y hermosa joya lusitana. A apenas 30 km de Lisboa, entre manzanos y buganvillas, Sintra es el lugar perfecto para el turismo rural: playas, jardines, palacios, casas señoriales y el Parque Natural Sintra-Cascais. Lord Byron la llamó “Edén glorioso” y contemplando sobre uno de los picos de la sierra el bellísimo Palacio de Pena o el de Seteais, del siglo XVIII, hoy convertido en hotel, es fácil entender por qué.

Sean cuales sean tus vacaciones soñadas, Portugal es el destino. Piérdete en alguno de sus 850 km de indómitas costas y déjate atraer por su patrimonio artístico y monumental inigualable. Reserva tus vacaciones en Portugal con nosotros. Nuestra selección de hoteles en Portugal, hoteles en Sevilla o qualquier otro lugar son incomparable. Solo tienes que hacer clic y elegir el tuyo.

Adela Esteban, es una escritora experta local y una ávida viajera. Adela está constantemente buscando nuevos lugares para viajar y lo precios mejores en hoteles en Madrid o qualquier parte del mundo y siempre busca maneras de hacerlo en un presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *