Escapada a Dinamarca

Escapada a Dinamarca

Castillo Dinamarca

Situado en el Norte de Europa y teniendo como frontera a Alemania, Dinamarca se presenta como un destino turístico inigualable y que es posible recorrer en poco tiempo teniendo en cuenta que es el país escandinavo más pequeño.

El moderno puente de Oresund construido en 1990 une Dinamarca con Suecia permitiendo diagramar un itinerario interesante recorriendo varios países en una gira turística inigualable.

Rodeada de un marco natural increíble su cuidado al medio ambiente es todo un ejemplo ya que en la actualidad una parte de la electricidad que consume todo el país proviene de energías renovables a partir del sistema eólico que presente ampliarse en el futuro.El deporte y las practicas de actividades al aire libre ocupan también un lugar importante en la sociedad dinamarquesa que además utiliza para movilizarse diariamente el autobús o la bicicleta sustituyendo el coche, algo que puede apreciarse en ciudades importantes como Copenhague que ofrece servicios de alquiler de bicicletas para movilizarse por la ciudad.

Esta ciudad se distingue por su belleza y lugares maravillosos como los jardines Kastellet, su famosa estatua de la Sirenita, ícono de Copenhagu, además de los hermosos Jardines Tívoli en el centro urbano, un espacio totalmente dedicado al ocio donde es posible disfrutar de atracciones acuáticas, espectáculos y sus imponentes montañas rusas.

Numerosos castillos, así como museos excelentes y maravillosas esculturas forman parte del legado cultural e histórico de Dinamarca, sobre todo aquellos que pueden visitarse en la capital del país como el fascinante palacio Amalienborg, dividido en cuatro edificios de estilo rococó, edificio que fuera la residencia de la Familia Real desde 1794, utilizado en la actualidad solo durante los meses de invierno.

Muy cerca del palacio se encuentra la iglesia Fredericks, conocida popularmente como la iglesia de mármol, una obra iniciada en 1749 y que sufrió a lo largo del tiempo algunas remodelaciones.

Entre los monumentos religiosos se destaca la Catedral de Roskilde, de visita obligada tanto por su importancia histórica como su increíble belleza arquitectónica. En su interior alberga el Panteón de los Gobernantes construido en el siglo XI.

Declara como Patrimonio de la Humanidad la iglesia de la aldea de Jelling se ha hecho famosa por poseer las denominadas “Piedras Jelling”, un conjunto de inscripciones rúnicas realizadas sobre roca y que fueron realizadas en honor al Rey Gorm.

Una visita al famoso Museo de barcos vikingos en la isla de Zealand, permite a los viajeros conocer cinco barcos vikingos rescatados del cercano fiordo de Roskilde, con la posibilidad de hacer una excursión a bordo de una réplica de uno de estos navíos viviendo una experiencia inolvidable.

La segunda ciudad más grande de Dinamarca Århus, es el sitio ideal para quienes buscan diversión, música y entretenimiento ya que la propuesta es disfrutar de una vida nocturna inigualable, además de su variedad de eventos culturales.

Entre los espacios naturales para descubrir se encuentra la isla de Bornholm en el mar Báltico con una de las costas más hermosas de Dinamarca o Skagen, sobre la parte continental de Dinamarca, con estrechos de dunas de arena y mar.

Una escapada a Dinamarca es una propuesta que sin duda disfrutarán los viajeros que gustan combinar naturaleza, ciudades con historia, castillos, importantes monumentos y deleitarse con una especial gastronomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *