Iglesias de Glasgow transformadas en bares

Iglesias de Glasgow transformadas en baresLa ciudad escocesa de Glasgow ha decidido innovar y lo ha hecho de una forma muy particular ya que la idea fue la de transformar algunos templos de la ciudad en lugares especialmente acondicionados como bares.

Si existe algo que sorprende a los visitantes que llegan a Glasgow es la gran cantidad de templos que se encuentran repartidos por todos sus barrios que llegan a más de doscientos cincuenta, una proliferación que se diera en el pasado y que hoy resulta desmesurada trayendo como consecuencia que muchos de ellos durante las últimas décadas hayan ido perdiendo fieles de forma paulatina.Esto motivó que la misma Iglesia escocesa tomara la decisión de vender algunos de estos inmuebles que funcionaban como templos y de allí que una cantidad importante ya han sido adquiridos por inversores que los han transformado en lugares destinados a restaurantes, teatros y hasta bares.

Entre éstos últimos se encuentran dos iglesias Cottiers y Òran Mór, ubicadas en el barrio de West End de Glasgow, un barrio bohemio y muy carismático de la ciudad habitado en su mayoría por familias de clase media y una gran cantidad de estudiantes que asisten a la Universidad de Glasgow muy cercana al lugar.

Así el bar llamado Cottiers funciona en la antigua iglesia de Dowanhill, construida en 1865, adquirida a comienzos de 1990 cuenta en su planta baja con un bar en la planta baja, además de un restaurante y un teatro en la primera planta, ofreciendo en verano la posibilidad a sus clientes de disfrutar de un bonita patio jardín que se colma de clientes en las noches cálidas.

Para los más jóvenes la propuesta es el bar que ofrece música y un ambiente muy relajado donde el público puede beber una cerveza y hasta degustar algún menú informal, en tanto que el restaurante sirve excelentes platos de comida internacional y el teatro ofrece tanto espectáculos como bandas en vivo.

La otra opción es visitar la antigua iglesia parroquial de Kelvindale, convertida desde hace una década en el Oran Mór, un bonito local de entretenimiento, ubicado en la esquina de Great Western Road y que cuenta con restaurante y bar, además de un teatro, auditorio y un especial night club.

Es local también puede alquilarse para fiestas privadas y durante el verano habilita la terraza jardín, transformándola en el lugar ideal para beber un cóctel o una cerveza.

Ambas iglesias devenidas en bares y restaurantes han sido refaccionadas pero sin alterar su clásica arquitectura neo-gótica donde se destacan sus muros de piedra y sus bonitos ventanales.

Una propuesta de ocio diferente que seguramente muchos aprovecharán en su próxima visita a Escocia y en particular a Glasgow.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *