La región de Lacio

La región de Lacio

Lago Albano

La región de Lacio es sinónimo de arte, cultura, historia arqueología e increíbles paisajes, donde colinas y castillos romanos se entremezclan brindando lugares fantásticos dignos de conocer.

Así en la zona de Tuscia, donde naciera la antigua civilización etrusca, se encuentra el lago de Sabaudia, conocido también como el Lago di Paola.

Toda área de las Colinas Albanas, muy cercanas a Roma es denominada como la de los Castillos Romanos ya que en el pasado la región era custodiada por magníficas fortalezas. Una zona de origen volcánico donde se encuentra el Parque Regional de los Castillos Romanos, además de los lagos Albano y el  de Nemi.

Los amantes de la naturaleza podrán deleitarse con el magnífico Parque Nacional del Circeo, creado en 1934 y con una extensión de unas ocho mil quinientas hectáreas que van de Anzio a Terracita.

Toda ésta es un área protegida con el fin de preservar diferentes hábitats naturales desde el bosque hasta el litoral y llegando al promontorio del Circeo. El parque posee también una zona húmeda formada por cuatro lagos formados luego de la recuperación de los pantanos.

Tuscia se extiende a través de la provincia de Viterbo, al norte de Lacio, hasta Umbría y Toscaza y como fue habitada por los etruscos conserva aún hoy gran cantidad de restos arqueológicos de esta antigua civilización. Pequeños poblados se encuentran diseminados en las mesetas rocosas y de relieves escarpados.

Llegando a Roma, ciudad magnífica y resplandeciente que fue polo de atracción durante siglos para peregrinos y visitantes era ya conocida en el pasado conocida como la ciudad de las siete colinas debido estar rodeada por éstas.

Una ciudad increíble con monumentos maravillosos la Capital del Imperio Romano y de Italia es también el punto de referencia de mayor importancia para los cristianos debido al Estado del Vaticano.

Para aquellos que la visitan por primera ver y se preguntan que ver en Roma, la propuesta es tan extensa que necesitarán de varios días para recorrer una parte de sus sitios más emblemáticos como el Panteón, el famoso templo romano con su frontón de mármol, además de la Piazza Navona y su fuente de los Cuatro Ríos y por supuesto la célebre Fontana di Trevi y los vestigios más famosos pertenecientes a una gloriosa civilización romana con sus famosos monumentos como el Coliseo, el Foro Romano y los foros imperiales que fueron edificados entre el 46 a.C y el 113 d.C

Toda la zona de Lacio es maravillosa y recomendable para recorrerla disfrutando no solo de sus diversos paisajes sino también de la extensa y rica historia que encierran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *