Monasterio de Piedra Aragón

Monasterio de Piedra Aragón

Cascada de los Fresnos

Fundado en el año 1194 por varios monjes cistercienses, el Monasterio de Piedra Aragón fue dedicado a Santa María de la Blanca, siendo catalogado en 1945 como Sitio Histórico y en 1983 Monumento Nacional.

Este magnífico monasterio se construyó en tres etapas que diferencias bien cada uno de los estilos que presenta, como el gótico primitivo, el gótico renacentista y el clásico barroco en su última etapa durante el siglo XVIII.

Este es uno de los emplazamientos más importantes de Aragón situado en un enclave de gran belleza donde abundan las cascadas y unen la imponente edificación con la majestuosidad de la naturaleza de la zona.

Un sitio con un aire mágico especial que encanta a los visitantes que llegan hasta él destacándose una espectacular cascada llamada como “Cola de Caballo”, agua cristalina que corre en una caída de noventa metros de altura, siendo esta zona una importante muestra de estructuras naturales geológicas encontrándose detrás de la cascada la Gruta Iris una formación que incluye una cueva con varias salientes que además son miradores naturales.

Al recinto amurallado del monasterio se accedía en el pasado a través de la Torre Medieval del Homejae, en tanto que la iglesia servía para comunicarse con el claustro. Los restos de la iglesia de antiguo estilo románico tardío muestra aún hoy su arquitectura con grandes pilares y tres naves en una construcción en la que se utilizaron sillares de caliza de gran porosidad.

En el interior del monasterio existe un oratorio y se conserva aún hoy el claustro gótico que se asemeja mucho al que posee el Monasterios de Rueda, con una estancia también importante formada por el refectorio románico y ya en el segundo piso algunas dependencias como la biblioteca y la sala de archivo.

Existen visitas guiadas que recorren el monasterio donde el público podrá conocer no solo las dependencias del edificio sino también su historia y las costumbres de los monjes.

Diversos alojamientos rurales cercanos al Monasterio de Piedra ofrecen excelentes ubicaciones que permiten a los turistas disfrutar de toda esta región donde también encontrarán restaurante con una excelente oferta gastronómica con recetas de comida tradicional además de vinos caseros.

Una gran variedad de aguas termales existen en esta zona como las que se encuentran en Alhama de Aragón, único lugar de España que permite a los turistas acceder a un lago termal verdadero sumándose los balnearios de otras localidades como el de Mondariz que ofrecen aguas sulfurosas excelente para ciertas dolencias y problemas de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *