Museo de Música George Enescu

Museo de Música George Enescu

Fachada Museo de Música George Enescu – Bucarest

De paseo por Bucarest, uno de los edificios más representativos de la ciudad es sin lugar a dudas el Palacio Cantacuzino, lugar donde funciona el famoso Museo de Música George Enescu, una de las visitas incluidas dentro de los tours guiados por la capital de Rumania.

Construido a comienzos del siglo XX, la obra estuvo a cargo del arquitecto Berindel por encargo de del primer ministro del Partido Conservador rumano, George Grigore Cantacuzino, a su muerte lo heredó su hijo Mihail.

Al morir Mihail 1937, su viuda volvió a casarse con el músico George Enescu, eximio personaje del arte rumano, destacado como compositor, pianista, violinista y director de orquesta, pero la pareja decidió vivir en una residencia adjunta al edificio principal, quedando por lo tanto durante muchos años deshabitado el gran palacio.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Enescu debió emigrar a Francia tras la instauración del régimen comunista instaurado en Rumania, falleciendo en su lugar de destierro encontrándose sus restos mortales en el cementerio de Pere Lachaise.

Sin embargo, pese a no volver a Rumania Enescu no fue olvidado por sus seguidores y por ello en 1955 la Asociación de Compositores rumanos recibió el Palacio Cantacuzino como legado trasformándolo en su sede principal y seguidamente se creó en el lugar un museo que fue bautizado con el nombre de Geprge Enescu en honor al gran artista.

El museo se encuentra abierto al público y en sus salas se exponen diversos objetos personales del músico tales como cartas, partituras originales, una magnífica colección de obras de Bach, obsequio que recibiera Enescu de manos de la reina Elisabeta y una gran cantidad de premios otorgados al artista entre los que se destaca el de la Legión de Honor francesa.

Mezcla de diferentes estilos el palacio que alberga el museo presenta una composición armónica donde se han unido el barroco, rococó y neoclásico con una fachada principal donde se distinguen dos leones colocados en una escalinata que lleva a la puerta principal de elegante estilo art nouveau.

En su interior decoran las salas magníficas pinturas de artistas de la época como Demetrescu Mirea, Nicolae Vermont y Costin Petrescu, además de esculturas de Emil W. Becker y Oskar Espata.

Situado en la calle Victorieri, el Museo de Música George Enescu abre sus puertas al público de martes a domingo a partir de las 9.00 y hasta las 17.00 horas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *