Museo Egipcio de Turín

Museo Egipcio en TurinEl Museo Egipcio de Turín funciona en el antiguo Palazzo dell’Accademia delle Scienze de estilo barroco fue construido en 1678 siendo originalmente utilizado como colegio de los nobles en la época de oro de Italia.

Es uno de los museos más antiguos que posee la ciudad y la colección de antigüedades egipcias que alberga lo ha posicionado como el segundo más importante después del Museo Egipcio de El Cairo.

Compuesto por doce salas su colección se componen de más de treinta mil objetos entre los que se destaca la famosa estatua negra de Ramses II, totalmente realizada en granito es hoy el símbolo del museo.

Los visitantes pueden además,  admirar la tumba del arquitecto Kha, además de una gran colección de papyros, como también una gran variedad de objetos que documentan los cultos religiosos practicados en la época.

En 1824 se incorporó al museo una importante adquisición formada por una colección de antigüedades egipcias que habían pertenecido al cónsul francés en Egipto Bernardino Drovetti. Esta colección está compuesta por mil piezas que incluyen sarcófagos, estatuas de gran tamaño como la de Tutmosis II y Amenofis, además de variados objetos funerarios

Situado en pleno centro de la ciudad de Turín en el mismo palacio funciona también la Galleria Sabauda, solo es necesario subir por una monumental escalera y admirar allí la colección de pinturas de la Casa Real de Savoia , que fuera enriquecida con el tiempo a través de diferentes adquisiciones de arte piamontés y una importante colección de pinturas flamencas y holandesas incluyendo algunos trabajos de Rembrandt y Van Dyck.

La visita guiada comienza por los salones dedicados a la época Predinastica y al antiguo reino, contando el lugar con un salón interactivo especialmente diseñados para los niños.

Durante el recorrido puede admirarse el templo de Ellesija, en forma de cripta que fuera donado al museo como gesto de agradecimiento por la participación que tuvo Italia para recuperar los templos de Nubia.

Una de las salas más interesantes es El Santuario, además de la dedicada especialmente a los objetos funerarios que acompañaban a los muertos en el emprendimiento del viaje al infinito.

En la sala de los Sarcófagos y Momias es posible ver como eras las técnicas para conservar los cuerpos, además de observar de cerca varias momias como representación de la creencia de la inmortalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *