Museos de Basilea

Museo dedicado al escultor Jean Tinguely

Obra del Museo Jean Tinguely – Basilea

La ciudad suiza de Basilea, situada en la frontera con Francia y Alemania, es la tercera con mayor población del país.

Sus bellos paisajes y sus propuestas culturales la han transformado en un destino turístico interesante sobre todo para los amantes del arte y los museos.

Así, junto al parque de la Solitude, a orillas del Rin se encuentra el Museo dedicado al escultor Jean Tinguely. El edificio que lo alberga presenta una estructura magnífica con una fachada que da a los jardines donde existen diversos árboles y también otra área que tiene como paisaje el rio, una obra inaugurada en 1996 que consta de un espacio de seis mil metros cuadrados donde se han ubicado las distintas salas.

Tinguely, considerado como uno de los grandes artistas plásticos modernos de Suiza, cursó todos sus estudios en Basilea, interesándose por el arte surrealista y el movimiento.

Pasó un tiempo en París donde presentó varias de sus estructuras móviles y también se dedicó a la construcción de varias esculturas cinéticas que hoy siguen presentes en enclaves de todo tipo.

En el museo de Basilea donde se expone su obra los visitantes podrán conocer diversos períodos de su trabajo a través de una extensa selección de esculturas, dibujos y cartas.

Muy cerca de la Catedral de Basilea se ubica el Museo de las Culturas, donde es posible asistir a colecciones de la prehistoria, ciencias naturales y también etnografía, existiendo obras de temas suizos y otras colecciones con materiales provenientes de Oceanía, América, África y Asia.

Un antiguo monasterio alberga hoy el Kleines Klingenthal, con muestras de material escultórico medieval, maquetas y dibujos, además de obras originales de la Catedral.

Por su parte el Historisches Museum, funciona en un viejo convento franciscano que data del siglo XIII y que fuera ocupado por religiosos hasta la Reforma. Este museo encierra una excelente colección de obras que representan la vida de la ciudad en el pasado desde aquellas de tipo religioso hasta otras de arte más profano.

Existe una larga lista de espacios de arte en Basilea que también vale la pena conocer en una visita a la ciudad, entre ellos resultan de interés el Museo de la Farmacia, el Judío, el de Deportes y el Kirschgarten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *