Salzburgo y su esplendor barroco

Además de ser una de las ciudades más poblada de Austria, Salzburgo se ha hecho famosa por ser la ciudad donde naciera el célebre Mozart y en la que más se ha desarrollado el arte musical con diversidad de eventos durante todo el año donde se destacan principalmente los festivales musicales.

Esta bonita ciudad se extiende por ambas orillas del río Salzach, con un bello marco montañoso que es el complemento ideal de su estilo barroco que puede apreciarse sobre todo en su centro histórico declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Una antigua ciudad de calles empedradas, magnífica arquitectura y bellas plazas recibe miles de visitantes cada año atraídos por toda su belleza y sobre todo para conocer su casco antiguo uno de los centros históricos que mejor se han conservado a lo largo de los siglos.

Un paisaje compuesto por iglesias y fortalezas medievales entre la que se destaca la monumental Fortaleza Hohensalzburg, construida por orden del Arzobispo Gebhard von Helffenstein en el año 1077.

Se trata de un  edificio con grandes torreones que ha sido ampliado varias veces a través de su historia ganando nuevas torres, muros bastiones, tomando su aspecto actual en el siglo XV cuando el Príncipe-Arzobispo Leonhard Von Keutschach, hizo del lugar un sitio habitable, dándole un estilo gótico tardío y decorándola con gusto exquisito.

Para visitar la fortaleza puede llegarse hasta ella utilizando el Funicular Railway (Festungsbahn), ya se para conocerla como también para disfrutar de los conciertos y cenas que allí se organizan en las terrazas del restaurante panorámico de la fortaleza.

Salzburgo cuenta con una increíble cantidad de edificios, monumentos, palacios y atracciones sumamente interesantes sobre todo destacándose el estilo barroco, a pesar que existen también construcciones de estilos rococó y modernos.

Entre los más antiguos y que aún siguen funcionando son famosos en la ciudad el restaurante Stiftskeller St Peter y la cafetería Café Tomaselli, como también su hermosa catedral y el castillo que reina sobre la ciudad, el monasterio de San Pedro y la antigua residencia de los príncipes-arzobispos de Salzburgo.

La calle comercial más importante de la ciudad famosa por sus tiendas y sus elegantes casas es la de Getreidegasse, ideal para dar un paseo y deleitarse con estas bellezas.

Visitar la residencia de Mozart, se encuentra dentro de los itinerarios de cualquier turista que visita Salzburgo. Se encuentra en la calle Hagenauer House y hoy funciona aquí un museo que expone variados objetos del artista como el violín que utilizaba cuando era niño entre otros instrumentos musicales y objetos personales.

Y un sitio que disfrutarán los más pequeños es el Museo de Marionetas de Salzburgo que funciona en los sótanos de la fortaleza de Hohensalzburg, donde también puede asistirse a espectáculos que se realizan en el Teatro de Marionetas de Salzburgo en él éstas magníficas creaciones son las protagonistas en obras como la “Flauta Mágica” de Mozart y hasta visitar el taller de títeres donde además de estos personajes increíbles es posible adquirir souvenirs, postales y DVDs.

Una maravillosa ciudad y un paseo por la historia y el pasado con un bello paisaje como marco natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *