Vondelpark de Ámsterdam

Vondelpark de Ámsterdam

Vista del Vondelpark – Ámsterdam

Uno de los espacios verdes más importantes de Ámsterdam, es el bonito Parque Vondel, situado al oeste de la ciudad es un verdadero remanso visitado por turistas y habitantes de la ciudad que buscan un sitio donde relajarse, estar en contacto con la naturaleza y practicar actividad física y deportes.

Creado en 1865 el parque nace por la iniciativa de los ciudadanos que representaban a la burguesía que crecía rápidamente en los Países Bajos y bajo la lideranza de Christiaan Pieter van Eeghen se realizó un proyecto adquiriéndose ocho hectáreas de terreno en las afueras de la ciudad.

La idea de crear un parque público hizo que se encargara todo el diseño y la obra al aquitecto y paisajista David Zocher, quien creó así el primer parque de Ámsterdam, en el que se distinguía su elegante estilo inglés, muy de moda en la época.

El hoy denominado Vondelpark en la época en que fue creado se llamó Niewe Park (Parque Nuevo) y en él se colocó un monumento en recuerdo del escritor Joost van den Vondel además de cambiarse el nombre al lugar.

Al llegar el año 1877 varios cambios importantes fueron hechos en el parque entre ellas se incluyeron unas cuarenta hectáreas con el objetivo de hacerlo más grande y reformándolo para darle la estructura que conserva en la actualidad.

El parque posee varias avenidas, además de grandes espacios verdes cubiertos de hierba, algunos estanques con islotes y pequeños bosques, además de diversos senderos de tierra especialmente creados para andar a caballo, teniendo en cuenta que en la época de su creación el Vondelpark era el sitio elegido por quienes practicaban hípica como un signo de elegancia y distinción dentro de la sociedad.

Ese legado no fue perdido con el paso del tiempo y por ello hoy encontrándose allí la Real Escuela de Equitación que fuera inaugurada en 1882.

Este bonito parque alberga también el Museo de Cinematografía (Filmmuseum) que se encuentra en un pabellón donde también funciona el Café Vértigo, un sitio popular y muy concurrido sobre todo cuando por la noche se proyectan películas.

Caminando por la calle Roemer Visscherstraat los visitantes tendrán la posibilidad de admirar una magnífica obra denominada como las Casas de los siete países, que representan las diferentes arquitecturas de varias regiones de Europa.

Asimismo, en uno de los islotes se ha creado la sede llamada como Pabellón Musical, una bonita construcción hecha en hierro y la Pequeña Granja transformada hoy en un merendero donde pueden disfrutarse al aire libre de espectáculos de teatro que suelen realizarse algunos días de la semana siempre por la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *